Golpe bajo


Es una conversación fidedigna, la transcribo tal cual la escuché.
Salu2.

Hace unos días salíase yo del cibercafé, y en el snack del mismo me dispuse a ordenar unas copias que necesitaba encuadernar y a mis espaldas un grupo de “muchachas” sostenían una “amena” plática la cual no pude evitar escuchar, digo, mis manos ordenaban papeles al tiempo que mis oídos se deleitaban con chismes de cafetería barata.
La protagonista érase una chica flaca, como dicen los ilusionistas “nada por delante, nada por detrás”, nariz aguileña mejor conocida como “nariz de cotorro” y unos cabellos rubios demasiado deslavados cuyo crecimiento ya necesitaba una visita al estilista. Pero ella creíase el único refresco en el desierto ..........
-Mi psicólogo dijo que tenía que conocer gente nueva y perder el miedo a relacionarme, así que..... me impuso como reto el conversar con una persona desconocida, por eso en mi última visita al antro me senté sola en la barra, tenía harto pavor, me sentía como bicho raro. –las risitas burlonas de sus compañeras no se hicieron esperar- Se me acercó un chavo, bueno ni tan chavo, ya tiene 42 años, preguntó si podíamos platicar y yo le dije que sí, empezamos a conversar. Ouch! Ya me arrepentía, se pasó todo el rato hablando de él, que está soltero, en busca de la mujer de su vida, que vive con su mamá, que tiene un negocio de no se qué vainas. Que fastidio!! Me invitó a salir.
Las otras acompañantes soltaron risitas de festejo.
-Bueno, de cuatro que somos al menos una aseguró los recursos –dibujó en un trozo de papel el signo monetario $$$$- para ir de shopping en el momento que se le pegué la gana. Ja, ja, ja.
-Sí –exclamó la tercera- no hay nada más emocionante que ir a gastarnos el dinero....... que no es nuestro. Ji, ji, ji.
-Por supuesto, ese es nuestro premio por saber como trabajarnos a un hombre, que al final de cuentas solo para eso nos sirven: para darnos dinero. Y que mejor si ese hombre es un solterón que está dispuesto a comprarse una novia joven para que lo acompañe los pocos años que tiene de vida útil, entiéndase por esto sexual.
-Pues... no sé. Mira, el tipo ya tiene 42 años, yo apenas cumplí 25, no tengo intenciones de salir con alguien a menos que sea solo para divertirme, que me lleve a conocer otros sitios, que pague mis cuentas. Pero este señor piensa en formar una familia, y además tiene aún el cordón umbilical bien puesto. Y yo no quiero líos. Le dije que no me interesa tratarlo más.

Me asqueó lo que escuché. La vanidad masculina ciega a los hombres y éstos creen que las jovencitas los toman en serio, ni siquiera se imaginan lo que verdaderamente piensan respecto de ellos. O lo saben y se niegan a reconocerlo. Después de todo, bien merecido se tienen que las chiquillas se burlen de ellos, a ver si así entienden que a todos nos alcanza la edad. Y que es muy triste andar picando aquí y allá a ver donde nos regalan una migaja de afecto.

Comentarios

INVITAMOS A LA CONVOCATORIA DE LA REVISTA DISCURSIVA Nº 3
1. Reflexión: artículos y ensayos
2. Creación: cuento y poesía.
3. Reseñas: libros publicados en el 2007 y 2008
4. Humor gráfico
. El tema para esta edición es Lo rural-urbano en la literatura peruana, el cual se limita a la sección de reflexión y humor.
. La fecha límite para los envíos: 31 de diciembre de 2008. . . La publicación de los resultados: el 18 de enero de 2009.
SALUDOS

Entradas populares