Planes a partir de mañana



Te ves tan frágil y tierna sumida en profundo sueño. Despacio me acerco a ti, te rodeo con un abrazo infinito y te dejas querer. Me gusta ese rizo que cae sobre tu mejilla. Estás demasiado cansada para sentir mi protección.
Al igual que yo, tú también necesitas amor y cuidados.

A partir de mañana nos reiremos de la vida antes de que ella se ría de nosotros; no le prestaremos atención a los comentarios de la gente, pues existen otras muchas cosas realmente importantes en que ocuparnos, no permitiremos que la congoja o la frustración se hagan presentes en nuestra vida.

Nos daremos tiempo para jugar esos juegos que nos fueron interrumpidos cuando más nos divertíamos, comeremos cuando realmente el hambre toque a nuestro estómago y nos consentiremos con un rico helado de fresa y chocolate, porque a partir de mañana dejaremos de temer el reflejo de las calorías en la báscula.

Tenemos a nuestro alrededor libros que esperan impacientes a ser leídos, y hay muchas hojas en blanco en las que vamos a plasmar una nueva historia, la vida como la imaginamos. Vivir en color.

Comentarios

Entradas populares