Mi relación con la escritura



Para que a alguien le guste escribir, antes debe gustarle leer. La lectura es la antesala de la escritura.

¿Como y cuando comenzó mi relación con la escritura? Debió nacer durante los primeros años de mi educación básica, recuerdo que por las tardes, luego de terminar mis tareas escolares y deberes de la casa, tomaba mi libro de lectura y disfrutaba de una tarde muy placentera. Lecturas como Macondo, Perseo y la Medusa, En la ciudad de Roma y muchas otras, me hacían viajar por un mundo de fantasía; me preguntaba como era posible que aquellos autores con sus historias tuvieren el “poder” de transportarnos a un mundo tanto irreal como mágico con tan solo abrir un libro.

No fue sino hasta la preparatoria, en la clase de Español II, que uno de mis catedráticos, a forma de juego primero, y para acreditar los exámenes después, el viernes de cada semana debíamos entregar una tarea de diverso género: fábula, cuento, soneto, y para cerrar con broche de oro una mini novela. Que emoción!! Ahí le di rienda suelta a mi imaginación y fui desarrollando mi creatividad.

No soy una profesional de la pluma, mi escritura a veces es con coraje, cargada de odio, otras con burla, a veces triste y acongojada y otras muy plana, sin sentido ni significación.

Me encanta escribir, me desahogo, me divierto. Algunas de mis creaciones están inspiradas en algún momento de mi vida. Otras veces tomo pequeños pasajes de la vida que observo y escucho de las demás personas para que mi mente comience a tejer historias que luego doy a conocer al mundo mediante ésta, mi página de Internet.

Comentarios

Entradas populares