Nostalgia


Pequeñas cosas, tan insignificantes a veces y sin embargo las extrañamos....
Salu2.

La nostalgia me invadió ayer que mis pasos accidentalmente me llevaron por una calle que creía olvidada.

Pasé frente a tu casa, y aquel olor a tu perfume, nunca supe como se llama, creo que te lo pregunté alguna vez y me dijiste el nombre, pero lo olvidé. Bueno, el caso es que ese aroma sacó a relucir de mi memoria momentos que no se han podido borrar, como esos fines de semana que pasábamos juntos en esa casa. En tu casa. Volví a vivir aquellas noches de verano, noches de ardiente lujuria, de juegos eróticos que provocaban que nuestros cuerpos terminaran empapados de sudor.

Recuerdo también nuestro alimento en esos duros inviernos, café caliente, papas fritas, ver una buena película en televisión hasta quedarnos dormidos, amanecíamos abrazados y sin ganas de dejar las sábanas.

En fin, creo echar de menos esas cosas.
Pude darme cuenta que estás remodelando tu casa. Me gustaría de nuevo entrar en ella. Aunque quizá no sea ya lo mismo.

Comentarios

Entradas populares